Mar 272011
 

Alfonso

Alfonso Sanchez García, ( 1880 – 1953) es para mí una de las referencias más destacadas en la historia de la fotografía.

Contexto histórico.

No solamente por su maestría técnica y por su buen hacer como fotografo.  Un trozo muy importante de la historia de España esta en sus imágenes:  La guerra de Africa, el reinado de Alfonso XIII, la dictadura de Primo de Rivera, la dictablanda de Berenguer, la Guerra Civil y la postguerra. 

Y no sólo los acontecimientos, sino también, lo que es más importante, la vida cotidiana. Lo que hacían, sentian y vivian nuestros abuelos.

Cuando en un libro leamos algo sobre esa época, o veamos un reportaje, es muy recomendable ver las fotografías de Alfonso para juzgar como era entonces la realidad.

Pianista callejero y su hija - Madrid 1930

Pianista callejero y su hija - Madrid 1930

Profundidad de campo.

Estudiando sus fotografías, he visto que utilizaba una técnica muy efectiva para centrar la atención en el ujeto fotografiado. Le colocaba al final de la nitidez que crea la profundidad de campo. Es decir, no enfocaba en el sujeto, sino un poco antes. Eso crea el efecto de que todo lo que estainmediatamente detras del objeto fotografiado esta desenfocado y no atrae nuestra atención.

Tecnica.

Al principio, utilizaba una cámara de madera de gran formato, muy al uso de la época. Sin embargo, fue uno de los primeros en utilizar camaras de paso universal (la Leyca es una cámara de paso universa, por ejemplo) en sus fotoreportajes. Nada que envidiar a Robert Capa. En mi opinión, más bien sería al contrario. Robert Capa es más famoso simplemente porque mientras que éste acompañaba al ejercito américano en sus combates contra Alemanía, Alfonso estaba tratando de sobrevivir a la postguerra, y eso da muy poco glamour.

Retratos.

A lo largo de su vida, por un motivo u otro, casi siempre por dinero, realizó muchisimos retratos. No son sólo imagenes de un rostro. Alfonso sabía como transmitir la psicología del personaje.

Fotoperiodismo.

Con su cámara de gran formato a cuestas, o con las pequeñas, Alfonso sabía estar donde estaba la noticia, y como capturarla. Esto no siempre fue fácil. No tuvo permiso para publicar todas sus fotografías, y despues de la Guerra Civil le fue denegado el Carnet de Prensa. Pese a ello, su trabajo no se interrumpió, y hoy es una fuente increiblemente fidedigna para contemplar nuestra historia.

Retrato de un oficio, sin el oficiante.

Retrato de un oficio, sin el oficiante.

Homenaje.

He incluído una foto suya no muy conocida. Se trata de un pianista ambulante que toca para ganarse la vida. Le acompaña su hija, que nos mira a través de la fotografía. Es una mirada sin odio, sin rencor, que transmite curiosidad  y dignidad.

Por mi parte,  he incluído una fotografía que no tiene personaje, aunque  ya vereis que es facil encontrar analogías  con las de Alfonso.

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)